Prórroga para el abismo es una serie de gestos que tienen como objetivo encontrar la potencia de la fragilidad. Partiendo de una palabra inexistente, cuya forma escrita es Impoder, se materializa mediante diversos lenguajes, la búsqueda del triunfo de lo nimio. 

 

La exploración de una potencia humana que carece de importancia a los ojos del poder. La potencia de los pormenores y la irrelevancia, consiste en su diferencia con la voz dominante que escribe la historia.

 

Por ser la parte más frágil e invisible del cuerpo, una hebra de pelo es el hilo de Ariadna que atraviesa el conjunto de piezas relacionadas.

PRORROGA PARA EL ABISMO

© 2014 by MARIA LEGUIZAMO CUELLAR. All rights reserved.